Fotos Día de la Ciencia y la Tecnología  

   
   

Fotos Día del Libro 2015  

   
Detalles

 

  DÍA DEL LIBRO 2015: AHORA LA MÚSICA

TODAS LAS FOTOS DEL DÍA DEL LIBRO

 
7:45 de la mañana del 24 de abril de 2015. Tras cerrar las puertas de sus casas o al subir al autobús, se los encuentran las mismas personas de todos los días a esas horas, pero hoy no llevan mochilas, ni la misma ropa. En cambio, llevan las caras pintadas; gorros, sombreros o coronas; atuendos de rockers, de animales, de griegos antiguos, de raperos y juglaresas; de perfectos deshollinadores, cincuenteros o gatos, de los musicales "Mary Poppins" "Grease" y "Cats".

   Y quienes conocen el IES Juan de Herrera, que quizá no saben en qué día viven, caen en la cuenta de que la víspera fue el Día del Libro y el Instituto lo celebra hoy. Algunos exalumnos se llaman entre sí: no resisten la tentación de acudir a vernos, a participar en el día grande.

   La entrada es alegre, por alfombra roja, al son del violonchelo de Xavi Lowe; con los mayores de Bachillerato elegantes, de negro, sonrientes mientras nos ofrecen dulces y nos desean un feliz día.
  
   En sus clases, los pequeños hoy crean collages poéticos con forma de instrumento y los de segundo reciclan materiales para diseñar guitarras, maracas, armónicas, tambores...

   El Salón de Actos y el Gimnasio son hoy escenario del "Pasapalabra musical". De nuevo al chello, Xavi nos ofrece un verdadero concierto que deja admirados a alumnos de Tercero y a profesores entre ronda y ronda de definiciones en castellano y en inglés. La acústica del Gimnasio, en cambio, desluce los rasgueos de guitarra de Guillermo Domínguez. En una hora, todos tienen ocasión de sumar puntos para sus clases, pero quienes más aciertos acumulan son respectivamente los leones y otras fieras de B1D y los raperos de 3ºA, que además convencen al jurado con su alegato en defensa del rap.

   A continuación, todo el mundo (no los de 2º de Bachillerato, que dan sus clases, porque están "en capilla") se agrupa en su aula y esperan la llegada del Delegado con el sobre de "La Gran Hora Escribidora Musical",  que contiene el comienzo del relato ideado por Enriqueta y Azucena, las profesoras de Música. El profesor lo lee y en pequeños grupos tienen que escribir la continuación de la historia. A la señal convenida, se leen todas las creaciones y se vota la que representará a la clase. El delegado la entrega al Gran Jurado Musical para que determine cuál es más armónica, vibrante y de mejor ejecución.

   Llega el recreo y en el patio se han montado mesas para el Mercadillo de Libros de la Asociación de Alumnos, más sugerente que en las últimas ediciones, pues se han aportado esta semana una gran cantidad de libros y de títulos atractivos. El vale que recibieron por cada ejemplar, lo canjean hoy. "¡Ay, que no sé cuál coger! Oriéntame", dicen muchos. Algunos tienen varios vales, como la chica que aportó toda la colección de Narnia, porque ya la ha leído y quiere que otros disfruten como ella con su lectura. Otra descubre un libro escrito por su tío y se pone tan contenta. Otra busca uno para su sobrina, que aún no ha nacido, pero está preparandose para contagiarle su "afición lectora desde ya".

   Poco a poco, profesores y "controladores" abandonan el patio: tienen que ultimar la preparación de las pruebas de la Super YincanaMusical. Hasta el final de la mañana, los sesenta y dos equipos, recorren al derecho y al revés patio y pabellones en busca del siguiente puesto que se les ha marcado en un plano. No se les admitirá en la prueba sin la clave que les han dado en el puesto anterior, y tendrán entre cinco y ocho minutos para realizarla: les tocará conseguir la escala musical en el laboratorio de Física, con copas llenas de distinta cantidad de agua; relacionar picos de aves mientras escuchan sus gorjeos; bailar un sirtaki o escribir en braille; descubrir qué palabra está escondida en un poema, o en un fragmento del maravilloso cuento de Eros y Psique, o qué otra en un barreño lleno de ganchitos y cacao en polvo; solo si eligen una respuesta correcta, conseguirán que se encienda una luz en el circuito que han creado los de Formación Profesional Básica... Al terminar, se les da la pista para que busquen el siguiente control. Tras dos horas, se suman los puntos conseguidos (entre cero y tres) y se pasa la puntuación a la organización, que proclamará el equipo vencedor la semana próxima.

   También están por proclamarse los premios del VII Concurso de Relato Histórico y de Viajes, convocado por los Departamentos de Sociales y de Latín, que han permitido al Jurado viajes sugerentes a todas las épocas de la historia, del uno al otro confín.

   En la biblioteca seguirá unos días más la exposición de libros, discos y películas de música. En el pasillo, más música: textos, canciones con mensaje, anécdotas, viñetas, noticias y acertijos sobre Shakespeare y Don Quijote relacionados con la música.

   Otro Día del Libro. Terminamos extenuados, pero orgullosos de haberlo sacado adelante, y afirmamos, como Sancho, que «donde hay música no puede haber cosa mala» y que «siempre la música es indicio de regocijos y de fiestas». 


 

 

miércoles, 22 de abril de 2015

 

 

Día del libro 2014-Tema: Sueños y Pesadillas. 

 


  TODAS LAS FOTOS DEL DÍA DEL LIBRO 

(hechas por Irene Múñoz Vita, de B2ºC, y otros...)

La mañana del 30 de abril encontramos el porche de entrada convertido en un escenario en llamas que presagiaba la pesadilla que el Gran Jurado Quemalibros llevaba semanas anunciando. 
    Y empezó el Desfile: los de Primero A de ESO rompieron el fuego (nunca mejor dicho) defendiendo Momo de la hoguera. Como todos los demás, tenían que convencer al Jurado en un tiempo limitado de tres minutos. Tras su representación, ocuparon su sitio alrededor del Jurado para contemplar las actuaciones del resto de sus compañeros. 
    Los siguieron en estricto orden el resto de los cursos hasta Primero D de Bachillerato. Cientos de alumnos, cada grupo con su propuesta, constituyeron un conjunto maravilloso, una perfecta lección de literatura, de arte y creatividad, de labor de conjunto que los demás admiraban y aplaudían. Maravilloso ejemplo de convivencia, una vez más.
    
   Aparecieron ante nuestros ojos La Bella y la Bestia, Las mil y una noches, Los juegos del hambre, El mago de Oz, Rebelión en la Granja, Peter Pan, La historia interminable, Fahrenheit 451 (y su horrible destrucción de Hansel y Gretel, El soldadito de plomo, Los tres cerditos, los siete cabritillos, Pocahontas, Campanilla, príncipes y hadas); La vuelta al mundo en ochenta días, Pesadilla antes de Navidad, El origen de las especies, Canción de hielo y fuego (Juego de tronos), Alicia en el país de las maravillas y El principito. 
    Hubo quienes se decidieron por otro tipo de propuestas: 
    No defendían una obra, sino que reivindicaban un género, la poesía:"porque es la manera más pura de expresar los sentimientos". La poesía en todas sus variantes. La poesía como protesta social, en forma de rap."La poesía que recrea un mundo de sueños donde el amor es posible." Y lo plasmaban con una estética coreografía durante el recitado de "Solo en sueños", de Jaime Sabines

Solo en sueños,
solo en el otro mundo del sueño te consigo,
a ciertas horas, cuando cierro puertas
detrás de mí.
¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan,
y ahora estoy preso en su sortilegio,
atrapado en su red!
¡Con qué morboso deleite te introduzco
en la casa abandonada, y te amo mil veces
de la misma manera distinta!
Esos sitios que tú y yo conocemos
nos esperan todas las noches 
como una vieja cama
y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen.
Me gusta decirte lo de siempre
y mis manos adoran tu pelo
y te estrecho, poco a poco, hasta mi sangre.
Pequeña y dulce, te abrazas a mi abrazo,
y con mi mano en tu boca, te busco y te busco.
A veces lo recuerdo. A veces
solo el cuerpo cansado me lo dice.
Al duro amanecer estás desvaneciéndote
y entre mis brazos solo queda tu sombra.


    Otro grupo (B1C) no elegía un cuento, sino todos los cuentos tradicionales, que han acompañado nuestra infancia y nos han abierto los ojos al mundo. 
    Primero A de Bachillerato no se decantaba por una obra de Shakespeare, sino que, en consonancia con el tema del día (Sueños y pesadillas) pusieron ante nuestros ojos escenas de este autor, y en su misma lengua, que aluden a los sueños. 
    De sueños iba también el planteamiento de Cuarto B, que se resistían a seleccionar un solo libro, y, jugando con las palabras de Martin Luther King, nos presentaban varios (Romeo y Julieta, El mago de Oz, D. Quijote de la Mancha, Oliver Twist, Frankenstein) encabezando su alegato con la frase "I have a dream". 
   
   El Gran Jurado Quemalibros sufrió en el momento de la decisión. ¿Cómo no valorar todos los momentos que provocaron la risa, la sonrisa, las lágrimas, el sobresalto ante los gestos  contundentes de algunos firmísimos alegatos?
    Elogiaron la unión de las clases, el esfuerzo de los tutores para poner de acuerdo a sus grupos y sacar adelante con brillantez las ideas en muy pocas sesiones; los atuendos y decorados, tan elaborados algunos; el uso de diferentes lenguas, no solo el esfuerzo para decir textos en inglés, sino también ese Primero C que evidenció la riqueza de la multiculturalidad, que aportó belleza y emoción al decir el texto cada alumno en su idioma, unidos todos por el castellano; las coreografías; la originalidad que hacía de lo más simple el gran acierto; la música, que ambienta y llena de magia cada actuación, tanto la que emitía la mesa de mezclas hábilmente manejada por el PCPI, como la ejecutada por los alumnos músicos que ese día lucieron los instrumentos a cuyo estudio dedican tantas horas. 
   
   Y dudaron, dudaron mucho los miembros del Gran Jurado ante las argumentaciones que escucharon: 
   - ese juramento de la Guardia de la Noche reconvertido en el juramento de defensa de los libros; 
   - esa encendida declaración en contra de los integrismos de Segundo A de ESO, a propósito de Rebelión en la granja, de Orwell;
   - ese necesario discurso a favor de la ciencia en boca de un anciano Darwin rodeado de los seres que estudió, evocando sus viajes;
   - esas evocaciones de los cuentos de nuestra infancia, especialmente la contundente afirmación que dio el segundo premio a Segundo B de ESO: "Quemar Peter Pan sería como quemar una esencia de nuestra vida, y, en definitiva, de nosotros mismos. Queremos seguir imaginando el País de Nunca Jamás, seguir soñando con sus personajes... No podemos permitir que una simple hoguera nos arrebate nuestros mejores sueños, nuestros mayores deseos, la amistad, la imaginación y las ganas de seguir siendo niños, porque ¿quién no ha soñado con volar hacia la segunda estrella a la derecha y todo recto hasta el amanecer?";
   - esa decidida argumentación que hizo merecer el primer premio a Tercero C, pues, ante la pesadilla de que la grandes obras de la literatura pudieran ser destruidas (Don Quijote de la Mancha, Hamlet, Blancanieves, La isla del tesoro, La vida es sueño, Cien años de soledad, Cumbres borrascosas, Las aventuras de Sherlok Holmes, Fuera de África), sin necesidad de grandes decorados, nos impresionaron con sus palabras: 
   "¡Otros ya lo han intentado! No vamos a escoger ninguno; ninguno de estos libros será quemado, y si lo son, los volveremos a escribir y mil más se escribirán, pues mientras la humanidad conserve su ser, seguirá imaginando, soñando y creando. 
   En definitiva, por muchos conocimientos escritos que sean quemados, robados o por muchas otras barbaries que cometan los poderosos para apartarnos del saber y el arte escrito, ninguno desaparecerá. 
   Nadie puede robarnos nuestros conocimientos, nadie puede robarnos nuestra humanidad, nadie puede robarnos nuestros libros."
   
 ¿Qué más se puede añadir?

C. Cuesta.

 

 

 

Día del libro 2013 - Tema: "Frente a Frente"

Nos preguntaba una amiga, tras comentarle el programa del Día del Libro de este curso si se implicaba el profesorado.

"¿El profesorado? ¡Todos los Departamentos, y todo el alumnado, y los no docentes! Es la fiesta del Instituto."

¿Y observáis que se lee más después de ese día? siguió ella.

"¿Leer? ¡Ah, claro, lo dices porque es el Día del Libro!"

 

Pues no exactamente: no es el día de leer, pues la lectura la mantenemos durante todo el curso, desde todo tipo de perspectivas, según el momento, el área y el grupo de que se trate. Lo que hacemos es festejar que es el Día del Libro, y el festejo es a lo grande.

 

Empezamos el lunes 22 con el Mercadillo de libros que organizan los Alumnos Críticos y Comprometidos: mesas en el patio con libros para canjear con el boleto que tienen por cada libro entregado la semana anterior. El recreo se llena de color y de la excitación ante las mesas revisando los libros para ver de qué tratan, para decidir cuál es el mejor, si no para ellos, sí para alguien de casa.

 

El propio día, a última hora, el timbre anuncia que todos los delegados han de correr al Departamento de Lengua en busca del sobre que llevarán a su clase. Se abre, se lee el comienzo del texto propuesto (este año, De Profundis, de Wilde, en español y en inglés) y los distintos equipos que el profesor de Lengua ha formado, redactan su escrito. Cuando queda cuarto de hora, se leen todos y se decide cuál va a representar a la clase, que se entrega, al toque del timbre de salida para que el Jurado decida cuál de cada nivel se merece los puntos para el concurso Entre clases anda el juego, y a quién se premia, por ser el mejor del Instituto, con un gran recreo de toda la clase con superalmuerzo de lujo.

 

Otro Jurado anda metido en lecturas de los relatos históricos y de viajes que se han presentado al Concurso.

 

La entrada del día 23 es dulcificada con chucherías y un entusiasta "¡Feliz Día del Libro!" que suscita la sonrisa.

 

Alumnos y tutores corren hacia su aula: hay que disfrazarse y ensayar por última vez para el Desfile de los Malos y los Malditos, hasta que alguien llame a la puerta y avise de que ha llegado la hora de actuar ante el Gran Jurado, bajo el espectacular cartel creado por el Grupo Específico Singular.


En dos minutos cada clase ha de representar al personaje que le correspondió por sorteo de entre los que desgrana el libro de SavaterHYPERLINK "http://blog.educastur.es/tendales/files/2007/11/fernando-savater-malos-y-malditos.pdf", "Malos y Malditos" y algún otro. 

Dr. Jekyll y Mr Hyde, Polifemo, los inquietantes seres de Lovecraft que salen del mismo Necronomicón, recitan, despliegan su coreografía, cantan o declaman. Sólo ese par de minutos para desplegar toda la creatividad de que han sido capaces, para demostrar que, si se lo proponen, saben trabajar en equipo, aportando cada cual su habilidad para el proyecto común. El Jurado (antiguos alumnos y profesores, una madre, la Jefa de Secretaría) adjudicará el premio anunciado: grandísima comida para la clase ganadora

 

Llega el tiempo de recreo, de cambiarse el disfraz y recoger el aula, de prepararse para la Yincana de la Discordia.
Los sesenta y tantos equipos de siete alumnos (capitán de bachillerato, dos de 1º de ESO, dos de 2º y aún dos más) con su dorsal creativo, estudian qué control se les ha marcado como el primero para su recorrido. En los treinta y un puestos les dirán qué hacer: recitarán con una madalena en la boca, compondrán un rap, reconocerán los huesos del esqueleto del gimnasio, o las canciones en inglés en el control del Támesis; se harán una manicura francesa en el banquillo de Jefatura, crearán una flor papirofléxica, o una tour Eiffel con espaguetis; ajustarán tornillos en el taller, se devanarán los sesos para descubrir un percebe, o, con los ojos vendados reconocerán objetos y olores y sabores misteriosos. Averiguarán en este día de enfrentamientos que Sófocles puso en labios de Antígona palabras de amor.

Profesores disfrazados, alumnos controladores, entrevistadores y fotógrafos por doquier, vigilan que todo transcurre a la perfección. En cada control, el capitán ordena la estrategia y da preponderancia al miembro de su equipo que es más hábil para cada propuesta.

 

La señal de término de la yincana deja a todos con las ganas de haber pasado por los puestos que aún no han recorrido. Pero ahora toca buscar el lugar donde cada ciclo va a presenciar el enfrentamiento de Las palabras de la Discordia. Todo el mundo a su corralito, menos los representantes de cada clase. Sucesivas escaramuzas, andanadas de vocabulario, conducen a una bien merecida victoria a quienes resisten cada enfrentamiento. Alguna ganancia léxica llevan todos. Y los grupos de los vencedores, un desayuno especial.

 

Se marchan ya los alumnos, y los profesores reponemos fuerzas con manjares pantagruélicos antes de recibir el libro que nuestro Amigo invisible ha dejado para nosotros. 

 

En el Nocturno, vuelve a celebrarse, tras un parón de algún curso, el Día del Libro: dos alumnos se enfrentan. Ella defiende que el ser humano actúa libremente. Él, que es guiado por un determinismo irremediable. Se han documentado durante semanas y nos provocan para que reflexionemos, para que intercambiemos opiniones.

Y, como es el día de Shakespeare también, nos presentan el Cuento de Invierno y en el atento auditorio despiertan el deseo de leerlo. Animan a sus compañeros a repetir esta estructura de debates y lectura shakespearina en cursos posteriores y convertirlo en tradición. Alguien recoge el guante.

 

 

Se cierra el Instituto.

 

El miércoles 24 volvemos con otros ojos, más cómplices, conociéndonos más. Pilas recargadas para la recta final.


Para rememorarlo puedes visitar este estupendo vídeo de Lucía Díaz: VÍDEO

 

Día del libro 2012 - Tema: "El mar"


Materiales y actividades desarrolladas:

 

 Día del libro de cursos pasados:

  • Día del libro 2011.

 

 

   
Copyright © 2018 IES JUAN DE HERRERA. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.